Bienvenido, cualquier duda o consulta no dudes en contactarnos a nuestro WhatsApp o teléfono: (+56 9) 8248 5584

Carnes rojas en una dieta saludable

ignacio Ignacio Zaro 23 Abril 2015 0 comentarios

Carnes rojas en una dieta saludable

Cuando envejecemos o llevamos una vida sedentaria, existe la posibilidad de que suframos una pérdida degenerativa de nuestra masa muscular y, por consiguiente, de nuestra fuerza. Es lo que clínicamente se denomina Sarcopenia, que se experimenta con claridad por la persona, aunque es difícil de diagnosticar con certeza.  

Afortunadamente, estamos frente a un fenómeno al que nos podemos anticipar y evitar mediante el consumo de aminoácidos, prefiriendo los esenciales (abundantes en carne, huevos y lácteos) por sobre los no-esenciales, y haciendo deporte con regularidad. Está también científicamente comprobado que las proteínas de suero (whey protein) registran un mayor incremento de síntesis proteica, versus las proteínas de aislado de soya (soy isolate protein) y la caseína. Entonces, básicamente, si deseas que el tiempo no te juegue en contra, DEBES comer proteínas; tantas como te sea posible.  

Es completamente normal que siendo una persona que gusta de comer proteína, "algunas veces" te den ganas de comer un filete de esa carne jugosa y contundente. Frente aquel panorama, te servirán algunas estadísticas científicas interesantes acerca de la carne de vacuno y de cómo responde la síntesis proteica muscular a distintas dosis de ingesta, tanto con ejercicios como sin ejercicios de resistencia.

Personas de entre 50 y 60 años consumieron 0, 57 (12 g. de proteína), 113 (24 g. de proteína) o 170 gramos (36 g. de proteína) de carne molida (con un 15% de lípidos). Con cada dosis, los sujetos realizaron ejercicios de resistencia unilaterales (usando un solo lado del cuerpo) para permitir hacer una medición diferenciada. El resultado fue que la ingesta de 170 gramos logró un incremento de la síntesis proteica, mayor a todas las dosis inferiores de carne, tanto en reposo como después de realizados los ejercicios. A la vez, se comprobó que los ejercicios de resistencia impulsaron la síntesis de miofibrillas, es decir, de las fibras que componen el tejido muscular, en adición al consumo de carne. Por lo tanto: Haz pesas y disfruta tu filete.  

Otro estudio examinó la relación entre la ingesta de carne y proteínas con el equilibrio nutricional y conservación de la salud en sujetos de entre 60 y 88 años. El consumo de carne de vacuno resultó estar relacionado positivamente con el aumento de masa muscular, registrado mediante la medición de los músculos del brazo. Del mismo modo, demostró estar asociada a un aumento en la circunferencia de la pantorrilla y en el índice de masa corporal, en general. Dado lo anterior, podemos decir que un consumo regular moderado de carne es una opción saludable para la gente mayor con miras a aumentar la ingesta de proteínas, preservar la masa muscular y optimizar su status nutricional.  

Y... ¿Qué hay del pollo?

Científicos realizaron una comparación entre la carne de pollo y de vacuno como fuentes primarias de proteína, consumidas en baja cantidad por mujeres con sobrepeso que fueron sometidas a régimen. Mujeres de mediana edad, sedentarias y no-fumadoras siguieron dietas donde disminuyeron en 500 calorías su alimentación diaria, siendo asignadas aleatoriamente a la carne de pollo o de vacuno. Después de 12 semanas, la pérdida de peso fue similar entre el grupo del vacuno (5.6 kilos) y del pollo (6 kilos). Ambos grupos demostraron una reducción satisfactoria en los índices de grasa y nivel total de colesterol, sin diferencias destacables.  

Alegremente, podemos concluir que la pérdida de peso y el perfeccionamiento del perfil lipídico pueden ser logrados mediante dieta y ejercicio, sin importar demasiado si es un pollo o una vaca quien te suministra las proteínas.

¡Comparte!

Comentarios (0)

Se el primero en dar su opinión.

Danos tu opinión

Porfavor loggese al sitio, y podrá hacer su comentario.

¡ Aprovecha !

Las 100 primeras compras

20% de descuento

Código cupón:

JUN20