Bienvenido, cualquier duda o consulta no dudes en contactarnos a nuestro WhatsApp o teléfono: (+56 9) 8248 5584

Tus 5 mayores enemigos a la hora de una transformación.

sebacavallo Sebastián Cavallo 05 Junio 2013 0 comentarios

Tus 5 mayores enemigos a la hora de una transformación.

Ya sea que busques bajar unos kilos, sacar de tu cuerpo un poco de grasa, u obtener un marcado envidiable, siempre existe un factor común entre todos aquellos que se encuentran ad portas de llevar a cabo un proceso de cambio intenso y por un periodo prolongado.

Si bien las situaciones cambian de persona a persona, existen una serie cuestiones que se presentan en primera instancia como, obstáculos o dificultades. Aquí nos referimos a aquellas que escapan de uno mismo, y que se materializan en forma de enemigos.

Lo que debemos entender, es que la clase de enemigos a la que aquí nos referimos, no son de aquellos que nos queramos mantener lejos. Son males necesarios; elementos que forman parte esencial de nuestra vida. La mejor manera de lidiar con el enemigo, y no caer en su trampa, es demarcarle claramente límites, y hacerles entender que no es nada personal.

Esta es una breve lista de aquellos enemigos más comunes que debemos enfrentar, y que de ningún modo debemos intentar evitar. No Importa la edad ni los objetivos, todos tienen en común, en mayor o menor medida estos diablos que a veces parecen alejarnos de las metas que nos hemos impuesto en pos de salud o de bienestar físico o mental.

 

1. Familiares y amigos.

Vivas o no con familiares y amigos, a menos que seas un ermitaño, deberás tarde o temprano reunirte con ellos. Muchas veces el tema central de estas reuniones será la comida o la bebida. Lo importante no es alejarse de estas reuniones. Las tentaciones estarán al alcance de la mano. Abuelas, madres, pololas y amigos podrán tildarte más de una vez de “aburrido” por no comer un segundo plato, una hamburguesa o tomarte un trago cargado de alcohol y otros aditivos.

Es crucial hacerles entender que si uno se abstiene de éstos, no se debe a que uno ya no disfrute de la comida, o que le aburre comer junto al resto. Se trata de respetar el proceso y ser consecuente con el trabajo realizado durante la semana en el gimnasio y la dieta. Si el resto come “mal”, la opción de una sana alimentación siempre pasa por uno.

Trazar la línea entre el “aburrido” y el sacrificado, es algo importante, y permitirá que el resto entienda, y te ayude a seguir adelante.

 

2. El cansancio.

Seas escolar, estudiante universitario, trabajador o ambas, el cansancio estará siempre ahí para tentarte con un buen rato frente a la televisión comiendo algo contra el sacrificio del gimnasio.

Esta es una batalla personal. No cabe confundirla con poner de lado un adecuado sueño, parte esencial de un proceso de cambio trascendental. El cansancio al salir de la rutina diaria, e incluir una hora de deportes después de los deberes es algo que resultará complicado una y otra vez.

Lo importante es entender que cada hora de trabajo suma, y si se añade a las tantas otras, efectivamente un cambio toma lugar. Para llegar a un gran número, se necesita sumar de a poco. Las horas de ejercicio y sacrificio tienen la misma lógica.

 

3. El carrete (la fiesta).

Nadie pretende dejar de lado su vida social. El ser humano lleva a cabo la mayor parte de sus relaciones interpersonales durante la noche, debido al escaso tiempo que se tiene durante el día. Pretender eliminar totalmente las salidas resulta incluso poco saludable. Permite sacar la mente por un par de horas de la rutina y del gimnasio, dejar de lado las preocupaciones.

Lo importante es siempre recordar que incluso durante las altas horas de la noche, el cuerpo no olvida. Disminuir la ingesta de alcohol, obtener un sueño reparador y estar descansado físicamente sin duda pueden mermar la intensidad, duración y número de salidas sin duda.

Sal, relaciónate, pero hazlo a consciencia. Tu proceso influencia todo, y requiere cambios incluso a este nivel. Debes adaptarte, no abstenerte.

 

4. La falta de tiempo.

Es sabido que el tiempo es oro. El oro, al igual que el tiempo es un bien escaso, he de ahí su valor. Sin importar lo que hagas, difícilmente puedes decir que te sobre. Sin duda existirán otras prioridades en tu vida, como tu trabajo o los estudios.

Lo clave es entender que quién quiere, puede. Siempre podrás reservar tiempo para dedicárselo a tu cuerpo, y si no lo haces, es porque estas excusándote a ti mismo. Nadie, por más ocupado que sea, no dispone de al menos 4 hora semanales para invertirlas en el gimnasio o en deporte si tiene objetivos de salud o bienestar.

Debes mentalizarte, superar todos los factores, y hacer del ejercicio parte de tu rutina. Ajustar  tu horario a los compromisos sociales y personales, además del compromiso que adquiriste para contigo mismo. Si tienes tiempo para ver televisión, salir, etc., tienes tiempo para darte una vuelta un par de semanas al gimnasio.

Si estás dispuesto en invertir dinero en tu cuerpo, debes estar dispuesto a invertir tiempo.

 

5. La falta de paciencia y ansiedad por resultados.

Los procesos, por definición, requieren de tiempo. Lo importante es comprender que todo toma un periodo de tiempo. Por más horas invertidas o suplementos ingeridos, los procesos si bien pueden acelerarse, no son instantáneos.

No te decepciones si no ves cambios en unos días, o incluso una semana. Debes entender que cada hora suma, y si quizás hoy no ves un cambio inmediato, el tiempo sabrá darle la razón a tu sacrificio.

La paciencia y constancia son vitales en este tipo de procesos, y sea cual sea tu objetivo debes tenerlo en mente.

 

¡Pon a raya a estos enemigos, y tu cuerpo y mente te lo agradecerán! Deberás inevitablemente convivir con ellos tarde o temprano, lo crucial es transformarlos de enemigos, a aliados. Sé consecuente con tu sacrificio y no cedas ante la tentación. Haz que valga la pena cada una de las horas entregadas, y dales a entender al resto lo mismo.

¡El cambio está en tus manos!

 

Autor: Sebastián Cavallo P-I

¡Comparte!

Comentarios (0)

Se el primero en dar su opinión.

Danos tu opinión

Porfavor loggese al sitio, y podrá hacer su comentario.